Mágico lugar entre jardines coloniales para degustar un buen café.